Radios católicas, entre luces y sombras (II)

domingo, 21 de mayo de 2017

"Estas tres frases indican lo que una radio católica tendría que ser: Pasión por Jesucristo, pasión por el Reino, pasión por el pueblo". Mons. Gregorio Rosa Chávez. Obispo Auxiliar de San Salvador.

Esta semana viajamos por una circunstancia que nos ilusiona. La circunstancia de la muerte. Muchas radios católicas bien podrían morir para vivir. Morir para dejar de ser corneta de la institución y vivir para ser más comunidad. Morir para improvisar menos y vivir para preparar mejor cada programa. Morir para dejar de hablar bien, bien y siempre bien y vivir para ejercer, si se quiere, un control social. Morir y sepultar practicas caprichosas o personalistas de quienes lideran los medios católicos y vivir para escuchar voces distintas a las mismas. Morir para abandonar tantos consejos y vivir para dejarse aconsejar. 

Cómo debería ser una radio católica: “una radio católica debería reflejar la iglesia que somos y la iglesia que soñamos, que realmente estén en sintonía con la iglesia, con sus proyectos pastorales, con sus prioridades, que sea una radio encarnada, una radio que está en el aire pero no en el sentido de que esta fuera de la realidad. Somos radios muchas veces sin sentido misionero, no somos radios misioneras como lo dice el Papa Francisco llegando a las periferias”   

Quizá también le interese